Descarga de música por internet se afecta con IVA o impuesto adicional

Publicado por / 27 junio, 2018 / Categorías: Publicaciones / Tags: , , / -

Oficio 945 del 11 de mayo de 2018

Aplicación del impuesto al valor agregado en la venta desde el extranjero, de bienes tales como revistas y música que son descargados vía internet.

El derecho de propiedad intelectual es un nombre genérico que abarca todos los derechos inmateriales que derivan de la creación de una obra artística o literaria o de otra naturaleza similar; no obstante, en su definición restrictiva se refiere al derecho de autor sobre obras literarias, artísticas o científicas. El derecho de autor comprende los derechos patrimoniales y morales, que protegen el aprovechamiento, la paternidad y la integridad de la obra.

El derecho patrimonial, reserva la explotación económica exclusiva de la obra a su creador o autor, y le permite obtener a éste los beneficios económicos que derivan de la comercialización, presentación o reproducción de su obra. Este derecho es exclusivo, monopólico y se puede utilizar directamente, cediéndolo o autorizando su utilización por parte de terceros.

Ahora bien, la cesión del derecho de propiedad intelectual implica la transferencia del derecho patrimonial, transferencia que puede ser total o parcial. La total, se refiere a la transferencia en forma absoluta e ilimitada de todas las facultades patrimoniales del autor, la parcial, se remite a uno o más derechos que la ley reconoce al autor, los que aún más, se pueden limitar en tiempo o territorio. Las cesiones o transferencias de la propiedad intelectual son por regla general actos solemnes. El adquirente de este derecho actúa, consecuencialmente, en calidad de titular del derecho cedido.

Por el contrario, las licencias de uso o autorizaciones son, generalmente, actos consensuales.

Cuando se otorga una autorización o licencia de uso, el autor o el titular no se desprende de sus derechos, sigue conservando todas y cada una de sus prerrogativas económicas o patrimoniales, de manera que lo que se hace a través de esta figura jurídica es concederle a un tercero la posibilidad de utilizar su obra en un lugar, durante un tiempo determinado y bajo ciertas modalidades.

Al respecto, la Ley N° 17.336 establece, en su artículo 20, que la “autorización” es el permiso otorgado por el titular del derecho de autor, en cualquier forma contractual para utilizar la obra de alguno de los modos y por alguno de los medios que dicha ley establece.

Ahora bien, para el caso específico de las revistas digitales, la Ley N° 17.336 señala que la empresa periodística adquiere para sí el derecho de publicar los artículos que correspondan, cuando el o los autores le presten servicios sujetos a contrato de trabajo. Por el contrario, si los autores no dependen de la empresa, para publicar, ésta deberá pagarles a los autores. En ambos casos, se produce una cesión de los derechos desde los autores hacia la empresa periodística, que será la que adquiere el derecho patrimonial.

Ahora bien, cuando se descarga música o una revista digital vía internet, se está en presencia de una licencia de uso, en virtud de la cual quien tiene la titularidad del derecho de autor, sea por sí mismo o como cesionario de aquel, otorga la autorización para descargar un libro o revista en el equipo del usuario final.

Por lo tanto, en el caso propuesto no se trata de la transferencia de un bien corporal, sino que, de la descarga de un contenido intelectual protegido, por parte de un consumidor final, en el ejercicio de una simple autorización o licencia de uso, la cual, en cada caso, tendrá las limitaciones acordadas por las partes.

Ahora bien, la cesión del uso o goce temporal de licencias se encuentra gravada con Impuesto al Valor Agregado en virtud de un hecho gravado especial, asimilado a servicio, contenido en el Art. 8°, letra h), del D.L. N° 825. “h) El arrendamiento, subarrendamiento o cualquier otra forma de cesión del uso o goce temporal de marcas, patentes de invención, procedimientos o fórmulas industriales y otras prestaciones similares;”

Para determinar si en el caso bajo análisis resulta procedente la aplicación del gravamen, faltaría verificar si la prestación cumple con el requisito de territorialidad establecida para los servicios en el Art. 5°, del D.L. N° 825, “Artículo 5º.- El impuesto establecido en esta ley gravará los servicios prestados o utilizados en el territorio nacional, sea que la remuneración correspondiente se pague o perciba en Chile o en el extranjero. Se entenderá que el servicio es prestado en el territorio nacional cuando la actividad que genera el servicio es desarrollada en Chile, independientemente del lugar donde éste se utilice.” que dispone en lo pertinente que el impuesto establecido en dicha ley gravará los servicios prestados o utilizados en el territorio nacional, sea que la remuneración se pague o perciba en Chile o en el extranjero.

De este modo, si la descarga de música o de revistas se produce en el territorio nacional se entiende que el servicio está siendo utilizado en Chile y por tanto la remuneración de éste se encontraría gravada con Impuesto al Valor Agregado, en virtud del Art. 8°, letra h), del D.L. N° 825.

Sin perjuicio de lo anterior, si los pagos efectuados al exterior por esta operación se encuentran gravados con el Impuesto Adicional contemplado en el artículo 59° de la Ley sobre Impuesto a la Renta, “Se aplicará un impuesto de 30% sobre el total de las cantidades pagadas o abonadas en cuenta, sin deducción alguna, a personas sin domicilio ni residencia en el país, por el uso, goce o explotación de marcas, patentes, fórmulas y otras prestaciones similares, sea que consistan en regalías o cualquier forma de remuneración…” estas remuneraciones se encontrarán exentas del Impuesto al Valor Agregado de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 12°, letra E), N° 7 del D.L. N° 825 de 1974, no siendo aplicable en este caso la salvedad contenida en la segunda parte de la exención ya que en este caso se trataría de servicios prestados en el exterior.

Ello porque en el caso del derecho de autor, el SII se ha pronunciado señalando que considerando que éste nace por el solo hecho de la creación de la obra, según dispone el Art.1°, de la Ley N° 17.336, resulta obligatorio concluir que la actividad que genera el servicio y por tanto la prestación, se produce en el lugar donde se encuentra domiciliado el titular del derecho ya que es allí donde éste, como único facultado para ceder el uso de su obra efectúa la cesión.

Por lo tanto, es dable concluir que, si las operaciones involucran la cesión de una licencia de uso, la remuneración cobrada por la operación se encontraría gravada con Impuesto al Valor Agregado, en virtud del Art. 8°, letra h), del D.L. N° 825, pues se trata de servicios prestados en el extranjero, pero utilizados en Chile.

Ahora bien, si dicha remuneración se encuentra gravada con el Impuesto Adicional establecido en el Art. 59°, de la Ley sobre Impuesto a la Renta, ésta se encontrará exenta de Impuesto al Valor Agregado, en virtud del Art. 12°, letra E), N° 7, no siendo aplicable la salvedad contenida en la segunda parte de la exención, pues se trata de servicios prestados en el extranjero.